Ref. rusia

San Petesburgo. La ciudad matrioska.

San Petesburgo es como una matrioska, la rechoncha muñeca multicolor reconvertida en símbolo del país,... Más información

> 16-08-2019 < 21-08-2019
5
Mín. 4 Máx. 12
0 chicas
En 5dias 05h 7m

653,00 €

12 Artículos

Pago de reserva: 130,00 €

Compartir:

Enviar a un amigo

San Petesburgo. La ciudad matrioska.

San Petesburgo. La ciudad matrioska.

San Petesburgo es como una matrioska, la rechoncha muñeca multicolor reconvertida en símbolo del país, porque cada una de sus capas, a poco que uno arañe, esconde otra.

La capital imperial de Rusia, construida sobre una ciénaga, es hoy una metrópoli deslumbrante que nunca deja de asombrar. Escápate este verano con amigas para disfrutar de su cultura y su vida nocturna.

Destinatario :

* Campos requeridos

  o  Cancelar

San Petesburgo

San Petersburgo fue construido a partir de la nada por Pedro el Grande, un zar que miraba hacia Occidente, y desde el principio se concibió como un ejemplo del creciente poder de la Rusia imperial en el mundo.

Tanto cuando se navega por los canales, como cuando se cruza uno de los 342 puentes o se contemplan los barcos sobre el río Neva por la noche, en San Petersburgo nunca se está lejos del agua. Los canales del casco histórico están flanqueados de mansiones de estilo italiano y jalonados de plazas con palacios barrocos y neoclásicos, por lo que se suele comparar la ciudad con Venecia.

San Petersburgo es un tesoro de arte y cultura sin parangón. Se pueden pasar días en el Hermitage viendo desde momias egipcias hasta cuadros de Picasso, mientras que el Museo Ruso, alojado en cuatro palacios suntuosos, alberga quizá la mejor colección de arte ruso del mundo. Añádanse ballet y ópera de categoría mundial en el teatro Mariinsky, conciertos de música clásica en la Filarmónica Shostakovich e importantes festivales musicales en verano, y nadie quedará sediento de cultura. Los que prefieran el arte contemporáneo cuentan con el fantástico Museo Erarta, donde se expone lo mejor del arte ruso actual.

Sus Noches Blancas son legendarias: se trata de las largas noches de verano, cuando el sol apenas se pone en el horizonte. Las celebraciones comienzan en mayo, cuando por fin llega la primavera y los parques se llenan de árboles en flor, y alcanzan la cumbre a mediados de junio, cuando el cielo no se oscurece nunca, los festivales abarrotan las salas de conciertos y toda la ciudad parece celebrar el breve pero glorioso verano. Aunque cuando el cielo está plomizo y el suelo nevado, la rica cultura de San Petersburgo también deslumbra.

Para obtener más información sobre este viaje, por favor inicia sesión o registrarse

Para obtener más información sobre este viaje, por favor inicia sesión o registrarse

Para obtener más información sobre este viaje, por favor inicia sesión o registrarse

Para obtener más información sobre este viaje, por favor inicia sesión o registrarse

Descubre las novedades semanales

Entra en nuestra comunidad
San Petesburgo. La ciudad matrioska.
Hay 5 personas interesadas
16-08-2019 16-08-2019

653,00 €

¡Me interesa!